1. La cocina de las monjas

Un soneto me manda hacer Violante:
En mi vida me he visto en tal aprieto.
Lope de Vega

Esta revista le ha pedido al aprendiz que escriba en ella. Esto ya había ocurrido antes y el aprendiz lo había hecho con alegría y agradecimiento, y sin mayores dificultades.

Pero esta vez se le pide una serie de artículos. El aprendiz en su vida se ha visto en tal aprieto porque, como dicen los orientales, es más fácil enfrentarse a un tigre que a cien gatos.

Al aprendiz, quizá por que lo es, le parece que sobre esto de la calidad ya está todo dicho. También puede ser que haya mucho dicho y muy poco hecho. Aunque, bien mirado, quizá lo que pasa es que hay mucho hecho pero queda muchísimo más por hacer.

El aprendiz, si algo lleva aprendido, es que esto es cosa de hacer más que de decir.

Joaquín Vílchez Montoya , El Gato , se queda mirando para el aprendiz como si lo estuviera viendo por dentro:

- Oiga, ¿no se estará usted liando?
- Puede. Hoy en día está todo muy confuso.
- Ándese con cuidado, que hay mucho psiquiatra suelto.

El Gato es hombre cabal y también precavido. En esto se echa de ver que es persona de mundo. El Gato anduvo muchos años emigrado, acarreando europeos de cinco en cinco docenas en su autocar. El director de su empresa le dio el premio mayor a la eficacia y precisión, lo que, viniendo de manos de los suizos, es cosa de mucho mérito y lucimiento. Cuando El Gato se volvió a Huétor Vega Municipio cercano a Granada con 7.984 habitantes. , se compró una haza para sembrar habas y un taxi donde suele transportar al aprendiz y darle lección cuando lo ha de menester. El Gato no lo sabe pero es un experto en Calidad Total.

El aprendiz no encuentra mayores asuntos de los que pueda escribir. En realidad esto de la calidad trata de hacer bien las cosas, pero ¿qué cosas?

¿Las cosas que hace el aprendiz o las que hacen los demás? ¿todas las cosas?

El aprendiz empieza a pensar que, si se organiza un poco y echa mano del prójimo, lo mismo consigue que el prójimo le eche una mano a él y a lo mejor, compartiendo sus reflexiones con unos y con otros, se les aclaran las ideas a muchos y hasta acaban aprendiendo algo unos pocos.

El Gato parece propiamente que le está leyendo el pensamiento:

- ¿Por qué no le pide usted a los lectores de la revista que le escriban y le den los temas?.

El aprendiz pone en conocimiento general que a QUALITAS Hodie le ha parecido bien esta idea. De manera que quien quiera decirle algo que lo haga escribiendo, llamando o poniendo un email a la revista y él le contestará en la medida de sus posibilidades. Todas las ideas, reflexiones y opiniones a favor y en contra serán bienvenidas y siempre agradecidas.

Como el aprendiz sigue sin encontrar tema, se pone a hojear el libro que ha comprado para regalárselo a Mary Carmen : Cocina Monacal: 218 Recetas de 71 Monasterios de las Hermanas Clarisas Ed. Planeta, 1997. Prologo de Javier de Sagastizabal , y miren lo que se encuentra:

Dicen Juan M. Arzak y Pedro Subijana en el Saludo:

" ... para confeccionar un plato de calidad se necesitan dos ingredientes fundamentales: la utilización de buenas materias primas y el cariño del cocinero en su elaboración.
Estas recetas de las entrañables Hermanas Clarisas rezuman por todas partes el amor por las cosas bien hechas , el mimo en la elección de productos naturales y la sabiduría que nace de la experiencia".

Extracto de los Consejos Monacales

  1. No necesariamente los platos más ricos son los que se elaboran con los ingredientes más caros...
  2. Es importante cocinar con los productos de nuestra tierra. En muchas ocasiones apreciamos más lo ajeno que lo de casa...
  3. Hay que cocinar con mimo y cariño...
  4. Si queremos llevar una buena economía familiar debemos conservar las sobras. No tenemos que tirar nada...
  5. ...algunos de los nuevos aparatos... son útiles para trabajar con rapidez...
  6. Es bueno educar a los más jóvenes en el aprecio y estima por la cocina bien hecha...
  7. ...En ocasiones, el éxito de una receta está en su presentación...
  8. En la cocina hay que ser atrevido y actuar con imaginación... La mayor parte de las recetas que conocemos proceden de cocineros no profesionales con espíritu de innovación.
  9. ... Hay que ser escrupuloso con la limpieza y el orden. No es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia. Tener las cosas en su sitio ... y cuidarlas ...
  10. Cocinar es un arte y puede ser una obligación o una diversión gratificante... [Agradecemos a Dios el] permitirnos hacer felices a los demás desde los fogones de nuestros monasterio.

El aprendiz piensa que quizá merezca la pena leerse todo el libro. Lo intenta, pero se ve que la cocina no es lo suyo y se salta las recetas. Al final, da con unos Consejos Monacales , que se resumen en el recuadro.

Bueno, parece que aquí está todo: el cliente, la motivación, el hacerlo bien a la primera, la innovación, los recursos, la formación, y hasta los costes de la calidad y la tecnología.

- No hay que darle vueltas, estas monjas son japonesas.
- No señor. Las Hermanas Clarisas lo que son es monjas. Las monjas saben lo que hacen, hacen sólo lo que saben y saben que la forma de hacerlo es hacerlo bien. El que no lo vea es porque va como adormecío .

El Gato acaba de darle la clave al aprendiz. Lo que el aprendiz va a hacer es dejarse de buscar temas y andar bien despierto mirando a todos lados y los temas vendrán de alrededor y ya irán dejándose aprender y dejándose contar.

Recuerda ahora el aprendiz que su maestro Puig Adam decía que en esta vida hay que ser maestro de algo y aprendiz de todo . Puede que este sea el quid de la cuestión: que todo el mundo sea aprendiz de todo; pero aprendiz de verdad: que vaya aprendiendo a hacer las cosas y las vaya haciendo cada vez mejor .

- También puede ser que las monjas se hayan estudiado el Modelo Europeo.
- Que no hombre, que no. Para saber estas cosas no hay que ser japonés ni estudiar nada. ¿No ha visto usted cómo el abuelo de Agustín Ruiz Pérez Véase el artículo 'El tiovivo de Agustín' en el número de enero de Excelencia. lo sabía ya hace tiempo?

A lo mejor lo único que pasa es que, como dice Agustín con otras palabras en su artículo, muchas organizaciones han olvidado ciertas verdades de Perogrullo y ahora tienen que aprenderlas de nuevo.

Sin embargo no puede ser tan simple: eso sería quitarle el mérito no sólo a las Hermanas Clarisas sino a todos aquéllos que, japoneses o no, las vienen practicando.

De manera que habrá que reflexionar sobre cuáles son esas verdades, sobre si son de Perogrullo o no y, sobre todo, sobre cuáles son las razones por las que unos las practican y otros no, ya que de hacer se trata y no sólo de hablar.

Bueno vamos a intentarlo: Este aprendiz irá observando lo que pase a su alrededor, escribiendo las reflexiones que se le ocurran y compartiéndolas con los lectores.

A ver qué tal queda.

 

 

Francisco Morales Delgado
Alejandro Moreno Romero
Socios de TQM ASESORES
(Artículo publicado en el número 43 de QUALITAS hodie )


Índice de las Reflexiones Art.2- Un país limpio prospera Volver al comienzo del texto Comuníquese con nosotros Página principal de TQM Asesores